La otra pandemia en Colombia: la violencia estatal desenfrenada en tiempos del COVID-19

Por Danny Shaw
Desde Nueva York

El grupo de derechos humanos Indepaz ha informado que 800 activistas han sido asesinados en los últimos tres años y medio en Colombia, desde el 24 de noviembre de 2016, fecha en la que el gobierno firmó “el Acuerdo de Paz” con las FARC.[1] Aprovechando el miedo y la distracción que existe actualmente en la sociedad, y la desmovilización causada por el nuevo coronavirus, los actores estatales y paramilitares han intensificado la violencia contra los activistas de derechos humanos y sus comunidades. Los organizadores se refieren a sí mismos como “blancos fáciles”, haciendo énfasis en que la pandemia los inmoviliza y que no pueden huir o esconderse tan fácilmente de las fuerzas de represión.[2]

Si bien las fuerzas de seguridad del Estado y los paramilitares son notorios por la violencia en Colombia, la policía también es culpable de violaciones de derechos humanos. El 19 de mayo de 2020, Anderson Arboleda, un afrocolombiano de 21 años de edad, fue brutalmente golpeado hasta  morir a manos de  fuerzas policiales tras  supuestamente “violar la cuarentena” en el departamento del Cauca, a orillas del Pacífico.[3] El asesinato policial de Arboleda, que muchos comparan con el asesinato de George Floyd en el estado de Minneapolis, en Estados Unidos, no fue un acto aislado. Los periodistas han descubierto que los colombianos negros e indígenas han sufrido las tasas más altas de discriminación institucional y violencia policial.[4]

Human Rights Watch realizó una investigación sobre las violaciones de los derechos de los manifestantes pacíficos por parte de la policía colombiana el año pasado cuando cientos de miles de colombianos salieron a la calle en contra de recortes presupuestarios y asesinatos políticos. Encontraron 72 casos de brutalidad policial extrema. Sin embargo, ningún policia ha sido imputado.[5] Uno de estos casos fue el de Dilan Cruz, de 17 años, quien el día 23 de noviembre de 2019 se encontraba en una protesta cuando fue asesinado por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), que le disparó con munición real desde muy cerca.

COVID-19: una doble crisis para colombianos de escasos recursos

Hasta hoy Colombia tiene más de 91.700 casos de COVID-19  y 3.100 muertes.[6] En América Latina, Colombia  está detrás de Brasil, Chile, Ecuador, México y Perú en términos de número total de casos y muertes por el coronavirus.[7] En el Cumbe Internacional Antiimperialista de Afrodescendientes y Africanos,  el  14 de junio de 2020, la ex senadora y abogada colombiana Piedad Córdoba declaró que “el COVID-19 desnuda la infraestructura moral, médica y política de nuestro país, especialmente en las regiones afrocolombianas más pobres del Pacífico y el Caribe. Nuestra gente ha sido la más golpeada por la pandemia”.[8] La senadora Córdoba habló tambien de la “imagen adolorida de un joven negro de Quibdó en el departamento Pacifico de Chocó, quien murió en una camilla frente a un hospital sin recibir atención médicapor el coronavirus.”[9]

A pesar de esta crisis de salud pública sin precedentes, el presidente Iván Duque y su gobierno parecen estar más preocupados por suprimir la libertad de expresión de los activistas, criminalizar la resistencia y presionar a su vecino Venezuela, que enfrentar seriamente la pandemia.

La guerra como una estrategia estatal

Las negociaciones en La Habana, Cuba, de 2012 a 2016, lograron un acuerdo histórico de paz destinado a poner fin a una guerra de 50 años que arrebató más de 220.000 vidas y dejó 7 millones de desplazados.[10] La presidencia centrista de Juan Manuel Santos recibió el Premio Nobel de la Paz en 2016 por su papel en las negociaciones. Ninguna de las organizaciones campesinas que soportaron décadas de desplazamiento, tortura y muerte fueron siquiera mencionadas como candidatas para el premio o durante la ceremonia. El gobierno prometió un Comité de Verdad y Reconciliación, reformas agrarias, reintegración de ex guerrilleros, desmilitarización de las zonas de conflicto y aperturas políticas para la izquierda. La victoria electoral de junio de 2018 de Iván Duque, un discípulo del ultraderechista Álvaro Uribe, significó el abandono inmediato de los acuerdos de paz de La Habana. El gobierno incumplió todas sus promesas y las áreas donde las FARC tenían más presencia vieron el mayor aumento de asesinatos por motivos políticos.[11] Según las Naciones Unidas, más de 170 ex combatientes han sido asesinados desde que se firmó el acuerdo de paz.[12]

En respuesta a estos cargos, Duque y los grandes medios de comunicación colombianos descartaron a los disidentes de las FARC, calificándolos de “narcoterroristas”, a pesar de su estatus legítimo como actores no beligerantes desmovilizados.[13]

El analista, cirujano y fundador del colectivo social Pueblos en Camino, Manuel Rozental piensa que los ricos en Colombia no quieren que termine el conflicto militar porque la guerra siempre ha sido su cobertura para apropiarse de tierras y recursos.[14] Para muchos analistas progresistas, las elites colombianas y las transnacionales, como British Petroleum, Occidental Petroleum Corporation, Exxon Mobil, Coca Cola, Drummond y cientos de otras, usan la guerra como pretexto para reprimir los movimientos sociales en Colombia.[15] Según Rozental, la guerra es la estrategia para desplazar y desposeer. Cualquier organización campesina o social que se interponga en el camino del Estado y sus socios transnacionales puede ser fácilmente eliminada  como elemento coercitivo o criminal. Tal es el caso de Joel Villamizar.  Éste último era líder de la Asociación de Autoridades Tradicionales y Cabildos U’wa – ASOU’WA. Cuando fue emboscado y asesinado a principios de este año, los medios y las autoridades simplemente lo tacharon de  terrorista guerrillero, lo que fue vehementemente desmentido por esa organización.[16]

¿Una “guerra contra las drogas” o  una guerra contra la soberanía?

Según todos los datos oficiales, Colombia es el principal proveedor de cocaína en el mundo y Estados Unidos es el principal consumidor.[17] Las acusaciones de EEUU sobre que Nicolás Maduro supervisa un gobierno narco están motivadas políticamente y no respaldadas por los hechos. Aproximadamente el 70 por ciento de la cocaína que llega a los Estados Unidos proviene de Colombia a través de diferentes rutas de suministro, muchas a través del océano Pacífico.[18] La Marina de los EEUU rodea y bloquea a Venezuela, no para detener el flujo de cocaína en las calles de Estados Unidos, sino para detener los  avances del proceso bolivariano.

También vale la pena señalar que la epidemia de drogas en los EEUU no es causada principalmente por la cocaína sino por los opioides, muchos de los cuales son recetados legalmente por los médicos del país. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), más del 70 por ciento de los  67.000 casos por sobredosis en 2018 fueron el resultado de opioides.[19]

El 26 de marzo de 2020, el Fiscal General William Barr acusó formalmente al gobierno venezolano de “narcoterrorismo”, sin siquiera aclarar  cuáles son las drogas que están matando a los estadounidenses y de dónde provienen.[20] Esto demuestra las motivaciones políticas detrás de las denuncias, que en realidad eran acusaciones falsas diseñadas para proporcionar un vocabulario jurídico para intensificar la guerra política y mediática contra Venezuela. Mientras tanto, Washington no toma medidas contra el gobierno de Honduras, acusado incluso por los tribunales estadounidenses de estar involucrado en delitos relacionados con drogas, incluyendo la familia de Juan Orlando Hernández y el propio presidente.[21]

La Marina de EEUU envió barcos para bloquear aún más la costa caribeña de Venezuela el 1 de abril[22] y el Comando Sur desplegó otros 800 soldados de la fuerza especial en Colombia el 1 de junio.[23] Esto conllevó a un debate nacional en Colombia sobre la cuestión de la soberanía. El Congreso colombiano nunca acordó permitir que soldados extranjeros ingresaran a su territorio.[24] Aída Avella, senadora del partido Unión Patriótica, declaró que “el ejército de los Estados Unidos no puede ingresar al territorio colombiano por encima del Congreso para aconsejar la lucha contra el narcotráfico. Rechazamos el uso del país para guerras e invasiones de otros países”.[25] Lenín Moreno cedió una nueva pista de aterrizaje en las Islas Galápagos del Ecuador para uso del ejército de los Estados Unidos[26], fuerza que actualmente cuenta con nueve bases en Colombia, doce en Panamá y 76 en total en América Latina.[27] Estados Unidos ha desplegado entre 500 y 1.500 soldados en la base aérea de Soto Cano en Honduras con el pretexto de operaciones humanitarias y de la lucha contra las drogas.[28] También hay evidencia de que el ejército colombiano pudo haber apoyado a los mercenarios que entrenaron en Colombia antes de lanzar una invasión a Venezuela a principios de mayo en un intento fallido de capturar al presidente venezolano.[29]

La resistencia está  en todas partes

Desconfiando de los compromisos del gobierno, miles de opositores (entre ellos dos comandantes rebeldes, Iván Márquez y Jesús Santrech y sus soldados), han regresado a las montañas o a los barrios marginales de las ciudades de Colombia.[30] Han hecho un llamado para una segunda República de Marquetalia, en referencia a las zonas autónomas que los campesinos armados tenían después de La Violencia en 1948.

Sin embargo, no todos los actores sociales han adoptado esta estrategia. Advirtiendo que la guerra es una trampa, algunos movimientos sociales enviaron una carta a las FARC para  decirles que no jugaran a favor  del Estado. Alrededor del 70 por ciento de todas las víctimas en los 50 años de guerra civil han sido civiles.[31]

El 16 de junio, en una entrevista con Radio Caracol de Colombia, el representante del Ejército de Liberación Nacional (ELN)[32] y jefe de la Delegación de Diálogo de ese ejército guerrillero, Pablo Beltrán, explicó que el ELN aspira a un cese al fuego. Sin embargo Duque ha aceptado el ingreso de más soldados estadounidenses lo que hace inevitable un enfrentamiento con esas tropas al Norte de Santander y Arauca, en la frontera con Venezuela. El ELN ha expresado que la prioridad debería ser aliviar la pobreza y mantener a las personas a salvo del coronavirus.

A medida que el COVID-19 afecta a los sectores más pobres y vulnerables de la sociedad colombiana, existe poca confianza en que el socio fiel de Trump, el notorio antibolivariano Iván Duque responda de manera integral a las necesidades económicas y sanitarias de la población. Tres huelgas nacionales convulsionaron a Colombia entre noviembre y diciembre del 2019 debido a los recortes neoliberales implementados por Duque. Incapaces de resolver las necesidades de su propia población, las élites colombianas participan en la desestabilización de uno de sus vecinos. Las contradicciones externas e internas de la sociedad colombiana continúan agudizándose, prometiendo que se seguirá desarrollando la lucha larga de liberación nacional que Washington siempre temió y trató de contener.

Danny Shaw es un académico de la Universidad de la Ciudad de Nueva York e Investigador Senior de COHA

Original version of this article, in English

[Foto principal: personal militar colombiano y estadounidense, en un programa conjunto en Riohacha, Colombia. Crédito: US Navy, licencia abierta]

 


 

[1] “Colombia: How armed gangs are using lockdown to target activists,” https://www.bbc.com/news/world-latin-america-52661457 (Todos las citaciones de artículos en inglés están traducido por Danny Shaw)

[2] “Colombia: How armed gangs are using lockdown to target activists,” https://www.bbc.com/news/world-latin-america-52661457

[3] “Indignación en Colombia por un caso similar al de George Floyd: un joven negro murió tras una golpiza policial”, https://www.infobae.com/america/colombia/2020/06/04/indignacion-en-colombia-por-un-caso-similar-al-de-george-floyd-un-joven-negro-murio-tras-una-golpiza-policial/

[4] “Muerte de George Floyd: cuál es la situación de la población negra en América Latina (y el parecido a la de EE.UU.)”, https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-52969557

[5] “Colombia: Abusos policiales en el contexto de manifestaciones multitudinarias”, https://www.hrw.org/es/news/2020/03/10/colombia-abusos-policiales-en-el-contexto-de-manifestaciones-multitudinarias

[6] Worldometers.info, by June 22nd 2020, https://www.worldometers.info/coronavirus/country/colombia/

[7] “Where Is the Coronavirus in Latin America?,” https://www.as-coa.org/articles/where-coronavirus-latin-america

[8] “Afro-Respuestas Frente al Racismo y El COVID-19,” https://www.youtube.com/watch?v=oq02CUZj2tc&t=7090s (2:30:30)

[9] “Video: hombre sospechoso de covid-19 murió en plena calle de Quibdó,” https://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/video-del-hombre-que-murio-de-coronavirus-en-plena-calle-de-quibdo-choco-506612

[10] “Colombia’s President ‘Wants War,’ FARC Dissidents Comply,” https://therealnews.com/stories/colombias-president-wants-war-farc-dissidents-comply

[11] “The Slow Death of Colombia’s Peace Movement,” https://www.theatlantic.com/international/archive/2019/12/colombia-peace-farc/604078/

[12] “FARC killings a challenge to peace, but some criticism political: Colombian official,” https://www.reuters.com/article/us-colombia-peace/farc-killings-a-challenge-to-peace-but-some-criticism-political-colombian-official-idUSKBN1ZX2QD

[13] “Colombia FARC rebels: President vows to hunt down new group,” https://www.bbc.com/news/world-latin-america-49516660

[14] “Colombia’s President “Wants War,” FARC Dissidents Comply,” https://therealnews.com/stories/colombias-president-wants-war-farc-dissidents-comply

[15] “Colombia’s President “Wants War,” FARC Dissidents Comply,” https://therealnews.com/stories/colombias-president-wants-war-farc-dissidents-comply and “Global Reach: US Corporate Interests in Colombia,” https://www.pbs.org/frontlineworld/stories/colombia/corporate.html

[16] “Asesinan a dirigente indígena colombiano en Norte de Santander”, https://www.telesurtv.net/news/asesinan-dirigente-indigena-colombiano-norte-santander-20200601-0021.html

[17] “Colombia coca crop: Trump tells Duque to resume spraying,” https://www.bbc.com/news/world-latin-america-51722456

[18] “What Lockdown? World’s Cocaine Traffickers Sniff at Movement Restrictions,” https://www.insightcrime.org/news/analysis/world-cocaine-traffickers-lockdown/#

[19] “Center for Disease Control and Prevention. Opioid Overdose,” https://www.cdc.gov/drugoverdose/opioids/index.html

[20] “Attorney General William P. Barr Delivers Remarks at Press Conference Announcing Criminal Charges against Venezuelan Officials,” https://www.justice.gov/opa/speech/attorney-general-william-p-barr-delivers-remarks-press-conference-announcing-criminal

[21] “US prosecutors tie Honduras president to drug trafficker,” https://apnews.com/e85a0f7b43264a5eb6b879701356e1f3

[22] “Trump: US to Deploy Anti-Drug Navy Ships Near Venezuela,” https://www.usnews.com/news/us/articles/2020-04-01/ap-sources-us-to-deploy-anti-drug-ships-near-venezuela

[23]  “US soldiers arrive in Colombia under widespread criticism,”

https://www.plenglish.com/index.php?o=rn&id=56269&SEO=us-soldiers-arrive-in-colombia-under-widespread-criticism

[24]Colombian Political Figures, Activists Reject US Troops’ Arrival,” https://www.telesurenglish.net/news/Colombian-Political-Figures-Activists-Reject-US-Troops-Arrival-20200531-0007.html

[25]Colombian Political Figures, Activists Reject US Troops’ Arrival,” https://www.telesurenglish.net/news/Colombian-Political-Figures-Activists-Reject-US-Troops-Arrival-20200531-0007.html

[26] “Galapagos Islands will not host US military base, Ecuador president says,” https://www.thedefensepost.com/2019/06/19/galapagos-islands-us-military-base-ecuador/

[27] “U.S. military presence in Latin America & the Caribbean,” http://en.granma.cu/mundo/2018-08-15/us-military-presence-in-latin-america-the-caribbean and “Bases militares de EE.UU. en América Latina y el Caribe. El Plan Suramérica”,

http://www.granma.cu/mundo/2018-08-09/bases-militares-de-eeuu-en-america-latina-y-el-caribe-el-plan-suramerica-09-08-2018-17-08-04

[28] “Deep in the mountains of Honduras, few know what this US military task force does,” https://www.armytimes.com/news/your-army/2019/08/12/deep-in-the-mountains-of-honduras-few-know-what-this-us-military-task-force-does/

[29] “Venezuela seizes empty Colombian combat boats days after failed invasion plot,” https://www.theguardian.com/world/2020/may/10/venezuela-seizes-empty-colombian-combat-boats-days-after-failed-invasion-plot and “Venezuela: captured US mercenary claims he planned to abduct Maduro,”

https://www.theguardian.com/world/2020/may/06/venezuela-maduro-abduction-plot-luke-denman-americans-captured

[30] “Many Of Colombia’s Ex-Rebel Fighters Rearm And Turn To Illegal Drug Trade,” https://www.npr.org/2020/05/19/855567659/many-of-colombias-ex-rebel-fighters-rearm-and-turn-to-illegal-drug-trade

[31] “Colombia Farc rebels: President vows to hunt down new group,” https://www.bbc.com/news/world-latin-america-49516660

[32]  “Colombia. Pablo Beltrán (ELN): ‘Es muy probable que haya enfrentamientos armados con las tropas de EE.UU.’”, https://www.resumenlatinoamericano.org/2020/06/17/colombia-pablo-beltran-eln-es-muy-probable-que-haya-confrontamientos-armados-con-las-tropas-de-ee-uu/