Violencia, manipulación, y mentiras: La libertad de la prensa en México

Por: Sofia Rada, Analista del Consejo de Asuntos Hemisféricos

To read this article in English, click here.

Ismael Díaz López, un periodista mexicano del estado sureste de Tabasco, fue asesinado en junio con arma blanca en su domicilio. La Fiscalía General de Tabasco dijo en un comunicado que “la línea de investigación más fuerte [es] la vinculada a un conflicto intrafamiliar”.[1] Sin embargo, Artículo 19, una organización que defiende la libertad de prensa, les ha urgido a las autoridades que no nieguen la posibilidad de que la muerte de Díaz López fuera relacionada con su profesión.

La muerte de Díaz López es particularmente preocupante para Artículo 19 por las cifras que la organización ha encontrado sobre la prensa mexicana: en 2014 un periodista fue asesinado cada 26.7 horas en México.[2] Bajo el gobierno de Enrique Peña Nieto, los asaltos contra la prensa han casi doblado en comparación con los que ocurrieron bajo el mandato de su antecedente, Felipe Calderón, según Artículo 19. Los ataques contra los reporteros están incrementando y la impunidad prevalece en la mayoría de los casos.[3] De hecho, el gobierno está implicado en casi la mitad de los casos. Muchos periodistas deciden escapar del país o autocensurarse para garantizar su seguridad.[4] Por tanto, hay una falta de reportaje sobre asuntos importantes.

El hecho de que dos televisoras—Televisa y TV Azteca—dominan los medios mexicanos empeora la falta de reportaje.[5] La falta de variedad en los medios resulta en que estas dos compañías ejerzan una fuerte influencia sobre la política nacional y sean acusadas frecuentemente de ser corruptas. También existen muchas alegaciones de que la prensa no televisora está igualmente censurada e influenciada por el gobierno.

Aunque existe legislación que protege la libertad de la prensa en México, es limitada y mal administrada. Los estados también abusan la ley para intimidar y limitar a los periodistas. Por tanto, la falta de libertad de la prensa prevalece en México cual es una señal de la falta de democracia.

Violencia endémica

Más de 80 periodistas han sido asesinados en México en la última década y 17 han desaparecido.[6] Hubo 142 ataques físicos contra periodistas, 53 casos de intimidación o presión, y 45 detenciones arbitrarias solamente en el año 2014.[7] Estos ataques son a veces perpetrados por narcotraficantes intentando prevenir la publicación de información sobre el crimen organizado.[8] Sin embargo, la mayoría de los ataques han sido perpetrados por funcionarios del gobierno y la policía.[9] El crimen organizado, sin embargo, está implicado en “los incidentes más escalofriantes”, según Freedom House, una organización conservadora de vigilancia de libertades civiles.

La violencia ha tenido un gran detrimento psicológico para los periodistas mexicanos. Un estudio del 2012 de la Universidad Nacional Autónoma de México reveló que el 35 por ciento de los reporteros mexicanos han experimentado el trastorno de estrés postraumático.[10] El nivel es aún mayor para los que reportaron sobre la guerra contra las drogas. Una organización llamada Comunicación e Información de la Mujer encontró que las mujeres están en aún más peligro de trauma psicológico. Las mujeres periodistas son asesinadas y desaparecidas como sus compañeros masculinos, pero también sufren ataques personales relacionados con su género y amenazas contra sus hijos.

Censura, anonimidad, y escape

La violencia ha causado que muchos periodistas se autocensuren.[11] Muchos medios han dicho que ya no van a reportar sobre el narcotráfico por miedo de represalias violentas. Los periodistas que sí reportan sobre temas como la guerra contra las drogas y las conexiones del gobierno con el crimen organizado frecuentemente dejan detalles fuera de sus reportajes.[12] Por tanto, información completa sobre la violencia y corrupción nunca es recibida por los ciudadanos.

Los periodistas han usado las redes sociales para reportar más libremente sobre estos temas. El Internet en muchos casos se ha vuelto en el único lugar donde se puede encontrar información sobre la violencia relacionada con el narcotráfico, según Reporters Without Borders.[13] Esta alternativa permite reportaje más libre, especialmente cuando el poder sobre los medios tradicionales está en las manos de narcotraficantes o otros poderes.[14] El Internet también permite un grado de anonimidad, que permite que un periodista tenga más libertad para reportar sobre temas controversiales.

Estos factores han resultado en el auge de “periodistas ciudadanos”, quienes reportan sobre la violencia y las amenazas en el Internet. Valor por Tamaulipas, por ejemplo, es un grupo de noticias independiente, que publica información en Twitter y Facebook.[15] El grupo publica información sobre personas desaparecidas y alerta a sus lectores con la hora y localización de eventos violentos. Sin embargo, uno de sus miembros, que usaba el seudónimo “Felina” para reportar información sobre la violencia, fue asesinada por un cartel después de haber recibido amenazas. Incidentes como este demuestran como los carteles han tomado control de un estado al grado de que los reporteros no están seguros ni siquiera cuando reportan anónimamente en el Internet.

Muchos periodistas han concluido que escapar es la única manera de encontrar seguridad. Muchos escapan después de recibir amenazas contra ellos mismos y sus familias.[16] La mayoría de los periodistas escapan al Distrito Federal o a fuera del país. Según El Universal, 18 periodistas buscaron la ayuda de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en el 2012, comparado con 5 en el 2010 y 10 en el 2011.

Impunidad y legislación ineficaz

Los artículos 6 y 7 de la constitución mexicana establecen la libertad de expresión.[17] México descriminalizó la difamación a nivel nacional en 2007 y varios estados del país han eliminado sus leyes contra la difamación, incluyendo el estado de México—el más poblado. Aún así, la libertad de expresión no es protegida a nivel completo y los periodistas continúan enfrentando obstáculos y pocos perpetradores han sido castigados.

La impunidad prevalece y el progreso en la persecución en casos de asesinatos e intimidación de los medios ha sido mínimo.[18] Según Reporters Without Borders, la policía y las investigaciones judiciales en estos casos son rápidamente detenidos o paralizados por la burocracia.[19] También existe mucha colusión entre el crimen organizado y la autoridades gubernamentales, cuyas han sido “corrompidas o infiltradas por los carteles a todo nivel”. El escape del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán de la prisión de máxima seguridad de México ha demostrado las debilidades de la capacidad judicial del gobierno, sobre todo enfrentando el crimen organizado.[20]

La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión fue establecida en 2006, pero ha sido bastante inefectiva y solamente ha hecho una convicción desde su incepción.[21] La capacidad de la oficina es limitada por debilidades jurisdiccionales, falta de transparencia, investigadores insuficientes y la necesidad de usar recursos de agencias rivales. La falta de confianza en el gobierno también puede prevenir que los periodistas usen la fiscalía como recurso.

La legislatura mexicana pasó una enmienda constitucional en 2012 que permite que las autoridades federales tomen cargo de la investigación y persecución de crímenes relacionados con la prensa.[22] Esta enmienda resultó en la creación del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en México, pero esta unidad ha sido criticada como no adecuada. A pesar de la nueva legislación, los ataques han crecido durante la presidencia de Peña Nieto.

Adicionalmente, las leyes continúan siendo abusadas para intimidar a los periodistas.[23] El gobierno del estado de Puebla demandó a dos periodistas en octubre del 2014 por dañar la reputación de oficiales públicos. Una lista de 19 periodistas que están siendo monitoreados por las autoridades fue filtrada horas antes de que se oficializó la demanda. El representante de prensa del gobernador de Puebla escribió en Twitter que la prensa continúa bajo “revisión”.

El imperio Televisa

La dictadura perfecta es una película mexicana de comedia del 2014 que retrata cómo un gobernador contrata a una televisora para arreglar su imagen.[24] La imagen del gobernador había sido dañada porque fue grabado haciendo negocios con un narcotraficante. La televisora restaura su imagen proporcionando una cobertura sensacionalista sobre el secuestro de unas niñas gemelas y luego montando el rescate falso por parte del gobernador.

Aunque la película es ficticia, ella ha sido considerada una de las críticas más veraces de la industria televisora mexicana.[25] La televisora en la película tiene muchas semejanzas con Televisa, la empresa de medios en habla hispana más grande del mundo. El director de la película, Luis Estrada, afirma que Televisa había acordado de distribuir la película, pero luego decidió no hacerlo después de ver un primer corte de la película.

Televisa ha sido objeto de mucha controversia, especialmente acusaciones de apoyar al Partido Revolucionario Institucional (PRI), que mantuvo poder por 70 años hasta el 2000. Cuando el PRI regresó al poder en 2012, Televisa fue acusada de tener una parcialidad favorable al partido durante la campaña. En 2012, el periódico británico The Guardian publicó un “presunto esquema de cargos aparentemente cobrados por Televisa para elevar el perfil de Peña Nieto cuando era gobernador del estado de México”.[26] Este esquema incluye una lista de casi 200 reportajes, entrevistas, y perfiles. The Guardian especificó que los cargos eran solamente “alegados” y que Peña Nieto y Televisa afirmaban que el documento podría haber sido falsificado. Sin embargo, The Guardian y Televisa publicaron una declaración conjunta en 2013, en la cual el periódico acentuó la incertidumbre de la autenticidad del documento y la televisora se negó ante todas las acusaciones.[27]

Aunque esta revelación no ha sido confirmada por fuentes oficiales, ha atraído mucha atención a la corrupción en los medios y el poder que tienen. Universitarios se unieron en protestas contra la corrupción alegada. A pesar de estas manifestaciones, Peña Nieto ganó la elección. Observadores siguen viendo esta victoria como producto de Televisa.[28]

La falta de diversidad también afecta el nivel de influencia que tiene la televisión en México. Televisa y TV Azteca controlan 90 por ciento de las concesiones gratis y cobradas de la televisión.[29] Este duopolio limita la información disponible y fomenta escepticismo sobre la emisión de noticias en México. Ya que pocos mexicanos tienen acceso a los periódicos, televisión por cable, o al Internet, la mayoría de la población recibe su información a través de estas televisoras que por tanto ejercen una influencia poderosa sobre la política nacional.

El gobierno mexicano ha combatido el problema de la falta de diversidad en la prensa a través de legislación nueva propuesta por Peña Nieto y promulgada en 2014. La ley tiene el propósito de promover la competencia en el sector de telecomunicaciones, la libertad de expresión, y el acceso a la información.[30] Según el Centro Internacional para Académicos Woodrow Wilson, esta ley representa “un avance significativo” para la agenda de reformas estructurales del presidente y “tiene el potencial de alterar significativamente el panorama de los medios mexicanos, sobre todo a través de un marco regulatorio fortalecido con el propósito de restringir los monopolios de medios de comunicación”.

Sin embargo, otros han criticado estas reformas. Organizaciones de la sociedad civil “fueron muy críticas de la nueva ley, afirmando que limita las facultades del órgano regulador (que debería ser autónomo), evita establecer los mecanismos necesarios para luchar contra los monopolios de manera eficiente, restringe los medios de comunicación públicos y sociales, y les niega derechos a las audiencias”, según The Guardian.[31] Freedom House afirma que no ha habido ningún intento por la legislatura “para legalizar y apoyar emisoras comunitarias” y que “a muy pocos operadores de radio de la comunidad se les han concedido licencias”.[32]

Problemas en otros medios

Aunque Televisa tiene el dudoso honor de ser la cadena mexicana mas controvertida por la cantidad de noticias no contrastadas y controvertidas que saca a la luz, estos tipos de problemas no son únicamente circunscritos al ámbito televisivo. También se han revelado casos de censura o reportaje de información errónea en otros medios. Los ciudadanos y periodistas mexicanos están protestando contra estos problemas cada vez más.

Después de haber sido despedida de su programa de radio, la periodista destacada, Carmen Aristegui, ha hablado muy abiertamente sobre estos problemas. Su sitio de web Aristegui Noticias publicó un articulo en 2014 que reveló posibles conflictos de interés causados por conexiones alegadas entre la mansión de la esposa de Peña Nieto y contratistas del gobierno.[33] Noticias MVS, la compañía para cual trabajaba Aristegui, la despidió junta con dos otros periodistas que reportaron sobre la mansión. MVS declaró que despidió a los colegas de Aristegui por “usar recursos y las marcas de la empresa sin autorización”.[34] La compañía también insistió en que Aristegui fue despedida no para censurarla, sino porque ella les dio un ultimátum de recontratar a los otros dos periodistas.[35] Además, el hecho de que Aristegui había hablado sobre el escándalo en su programa de radio y usado fondos y recursos MVS para su investigación señala que no fue censurada, según MVS.[36] Aristegui, sin embargo, ha declarado que MVS intentó suprimir su informe antes de que ella lo publicara en su propio sitio de web e insiste en que la empresa estaba limitando su libertad de expresión.

Aristegui también insiste en que su despido fue apoyado por la oficina del presidente.[37] MVS niega el involucramiento del gobierno y el Ministro Interior mexicano declaró que está comprometido a una prensa libre e independiente. Sin embargo, el despido de Aristegui ha aumentado la discusión sobre la censura en México.

Aunque Aristegui afirma que es una periodista que fue censurada por tratar de reportar la verdad, los ciudadanos mexicanos también han visto cómo otros periodistas reportan información falsa a propósito. Este problema se volvió obvio cuando los periódicos reportaron información equivocada sobre la visita de Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana durante su campaña a la presidencia.[38] Después de escuchar al político confesar de haber usado fuerza contra manifestantes en la ciudad de San Salvador Atenco cuando fue gobernador del Estado de México, los estudiantes de la Ibero comenzaron a manifestar contra Peña Nieto. Los medios mexicanos, sin embargo, reportaron que le había ido bien al candidato en la universidad, a pesar de intentos de boicot. Un profesor de la universidad dijo en la radio que los manifestantes fueron contratados.

Los estudiantes empezaron a enviar videos mostrando sus identificaciones universitarias y diciendo sus nombres para comprobar que sí eran estudiantes y que sí habían protestado en contra de Peña Nieto.[39] Un total de 131 clips fueron compilados y subidos a YouTube. Estudiantes de la Ibero y otras universidades fundaron un movimiento ahora conocido como “Yo Soy 132”. Su principal demanda es la imparcialidad de los medios durante las campañas políticas.

El despido de Aristegui y el reportaje falso sobre las manifestaciones de la Ibero demuestran que los problemas de la prensa mexicana van más allá de la violencia y falta de pluralidad. Casos de este tipo revelan la prevalencia de problemas más sutiles de censura y manipulación de la prensa. También han promovido la movilización de personas buscando un cambio, como en el movimiento Yo Soy 132.

Aunque el despido de Aristegui y los eventos en la Ibero generaron mucha controversia en México, muchos otros casos casi no reciben atención. Las muertes de Díaz López y de Felina son sólo dos de los cientos de actos de violencia que ocurren contra los periodistas cada año y por los cuales los culpables no reciben castigo. Sin embargo, los casos de Aristegui y de la Ibero han sido importantes en demostrar cómo los problemas con la prensa en México van más allá de la violencia y falta de variedad. Estos eventos también han ayudado a movilizar a personas en busca de un cambio, como con la organización Yo Soy 132.

Por: Sofia Rada, Analista del Consejo de Asuntos Hemisféricos

Ésta es una contribución gratuita producida por el Consejo de Asuntos Hemisféricos. Si desea republicarla, por favor ponga nuestra información institucional. Los derechos exclusivos pueden ser negociados.

Foto destacada: “Watchmen for freedom of the press” demonstration in Mexico City. De: Iván Martínez.

[1] http://www.cnnmexico.com/nacional/2015/06/18/periodista-de-tabasco-es-asesinado-articulo-19-pide-a-la-pgr-investigar

[2] https://www.article19.org/data/files/medialibrary/37906/StateofCensorshipReportIntro.pdf

[3] http://www.theguardian.com/global-development-professionals-network/2015/feb/25/press-freedom-mexico-murder-threat-duopoly

[4] http://en.rsf.org/report-mexico,184.html

[5] http://www.theatlantic.com/international/archive/2013/06/how-mexico-became-so-corrupt/277219/

[6] https://freedomhouse.org/report/freedom-press/2013/mexico#.VZQqdBNViko

[7] http://www.ibtimes.com/mexico-press-freedom-attacks-journalists-surged-80-under-pena-nieto-report-finds-1859462

[8] http://en.rsf.org/report-mexico,184.html

[9] https://freedomhouse.org/report/freedom-press/2013/mexico#.VZQqdBNViko

[10] Ibid

[11] http://en.rsf.org/report-mexico,184.html

[12] https://freedomhouse.org/report/freedom-press/2013/mexico#.VZQqdBNViko

[13] http://en.rsf.org/report-mexico,184.html

[14] http://www.thedailybeast.com/articles/2014/10/21/she-tweeted-against-the-mexican-cartels-they-tweeted-her-murder.html

[15] Ibid

[16] https://freedomhouse.org/report/freedom-press/2013/mexico#.VZQqdBNViko

[17] Ibid

[18] Ibid

[19] http://en.rsf.org/report-mexico,184.html

[20] https://www.washingtonpost.com/world/the_americas/prison-break-shines-spotlight-on-mexicos-shadowy-corruption-woes/2015/07/13/8c917650-2960-11e5-960f-22c4ba982ed4_story.html

[21] https://freedomhouse.org/report/freedom-press/2013/mexico#.VZQqdBNViko

[22] http://en.rsf.org/report-mexico,184.html

[23] https://freedomhouse.org/report/freedom-press/2013/mexico#.VZQqdBNViko

[24] http://www.latimes.com/entertainment/la-et-mn-luis-estrada-film-satire-20141103-story.html

[25] Ibid

[26] http://www.theguardian.com/world/interactive/2012/jun/08/mexico-media-scandal-televisa-pena-nieto-claims

[27] http://www.theguardian.com/gnm-press-office/interactive/press-releases-gnm-statement-february-2013

[28] http://www.theatlantic.com/international/archive/2013/06/how-mexico-became-so-corrupt/277219/

[29] http://www.theguardian.com/global-development-professionals-network/2015/feb/25/press-freedom-mexico-murder-threat-duopoly

[30] http://www.wilsoncenter.org/event/freedom-expression-mexico-analyzing-the-impact-the-telecom-reform

[31] http://www.theguardian.com/global-development-professionals-network/2015/feb/25/press-freedom-mexico-murder-threat-duopoly

[32] https://freedomhouse.org/report/freedom-press/2013/mexico#.VZQqdBNViko

[33] http://www.huffingtonpost.com/2015/03/23/mexican-journalist-press-freedoms-deepending-fears_n_6920788.html

[34] http://www.cnn.com/2015/03/16/americas/mexico-journalist-fired/

[35] http://www.ibtimes.com/mexico-press-freedom-attacks-journalists-surged-80-under-pena-nieto-report-finds-1859462

[36] http://www.huffingtonpost.com/2015/03/23/mexican-journalist-press-freedoms-deepending-fears_n_6920788.html

[37] http://www.huffingtonpost.com/2015/03/23/mexican-journalist-press-freedoms-deepending-fears_n_6920788.html

[38] http://www.huffingtonpost.com/2012/06/30/yosoy132-mexican-youth-gr_n_1637689.html

[39] Ibid

2 thoughts on “Violencia, manipulación, y mentiras: La libertad de la prensa en México

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *