Víctimas del conflicto

Me dio gusto leer la noticia publicada en Prensa Libre “Programa reúne a personas separadas por conflicto armado”, donde familiares separados se han reencontrado.

El país fue severamente afectado por el conflicto armado que duró 36 años y cambió la vida de millones de guatemaltecos.

Artículos como estos, demuestran el mejoramiento del país después del horror sufrido, ayudan a las víctimas a divisar un panorama de esperanza y que el daño hecho por la guerra es reparable. En el país todavía se pueden ver ciertos vestigios en la sociedad.

Si se le diera más cobertura a los esfuerzos positivos hechos por programas como “Todos por el Reencuentro” o a organizaciones como la Fundación de Antropología Forense de Guatemala, tal vez la opinión internacional empezaría a ver a Guatemala como un país que está intentando sanar sus heridas.