Re: “Caso Florence Cassez Prevaleció la justicia, ganan México y víctimas”

20 minutes

Estimado editor,

Su artículo sobre el caso de Florence Cassez y titulado  “Prevaleció la Justicia, ganan México y Víctimas”, felicita a la Suprema Corte de Justicia de México por su decisión de no absolver a Florence Cassez.  El 10 de febrero del 2012, la corte confirmó sus cargos de secuestro y la condenó  a 60 años de cárcel. No puedo dejar de ser escéptica con el título y el tono del artículo, que condena directamente a Cassez. Sin embargo, no hay duda de que la justicia no ha respetado los derechos irrefutables y básicos como “presunción de inocencia”, que fue ignorada antes el juicio. En efecto, el 25 de abril del 2008 Cassez fue condenada por la corte sin pruebas sólidas ni testimonios. Si la justicia mexicana tiene que prevalecer, como el artículo establece, en primer lugar  debe respetar los derechos humanos básicos. De acuerdo con la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 « Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad.”

Dado a que sólo uno de cada diez delitos se reporta, de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, mientras que el 98% siguen sin resolverse, el caso del arresto  y juicio de Cassez tiene efectos simbólicos. De hecho, mientras que el índice de criminalidad va en aumento, incluso fuera de control, la policía parece haber creado un bombardeo de los medios de comunicación en el caso Cassez con el fin de garantizar que la atención pública se mantenga enfocada en el acto “heroico” del gobierno: tratando de reafirmar la eficacia del sistema de justicia penal. El hecho de que en este caso, la policía había establecido un arresto falso donde atraparon a Cassez y su novio, supuestamente con “las manos en la masa” en vivo por televisión, es un hecho cuestionable. Su artículo se centra de manera desproporcionada sobre la presunta culpabilidad de Cassez, mientras que no menciona la falta de transparencia en el juicio, que es nada menos que escandaloso. La transparencia tiene que ser eficaz, porque su ausencia fomenta la corrupción. De hecho, la falta de transparencia, como en este caso la controversia del testimonio de las víctimas, es un habito perfecto para que las actividades ilícita proliferezcan. El problema real, es que el artículo no se ocupa de la manipulación de los medios con fines políticos, que inevitablemente conduce a la ausencia de la justicia en lugar de la garantía de la misma.

Sinceramente,

Emma Begag

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *