Guantánamo se mantiene abierto mientras persisten abusos a los derechos humanos

Escrito por Laura Schroeder, Analista del Consejo de Asuntos Hemisféricos

Traducido por Tobias Fontecilla, Analista del Consejo de Asuntos Hemisféricos

Para descargar este artículo en formato PDF hacer clic aquí. 

To read this article in its original version in English, click here.

Un Cuento de terror
Escribir un libro es una hazaña en sí, cómo puede confirmarlo cualquier autor, pero publicarlo genera una multitud de retos adicionales. Pregúntenselo a Mohamedou Ould Slahi, cuyo manuscrito de 466 páginas demoró 6 años en publicarse. La obra de Slahi no es un libro de ficción sino una memoria oficial, entregada al gobierno estadounidense en cuotas. Slahi, que combatió junto a hombres vinculados con Al Qaeda en Afganistán durante la década de los 90, escribió su obra en el centro de detención de la bahía de Guantánamo, Cuba, donde estuvo preso 14 años después de que fuera trasladado allí por las autoridades estadounidenses.[i] En su memoria, publicada en varias partes en el diario The Guardian, describe cómo sufrió de apremios dolorosos, privación de sueño, y otras amenazas de todo tipo.[ii] El abogado de Slahi lo ayudó a publicar, y a menudo a desclasificar, su experiencia escalofriante, que se conoce comúnmente como “The Guantánamo Diary.” A finales de 2016, Slahi fue entregado, sin cargos en su contra, a familiares en la Isla Mauricio, pero sus palabras, hechas públicas, atestiguan de las pésimas condiciones de vida en una prisión que sigue abierta a pesar de su gran cantidad de violaciones de leyes internacionales de derechos humanos.

El Uso de Guantánamo por parte de los Estados Unidos
Guantánamo es un vestigio del colonialismo estadounidense en el caribe. Dicho país adquirió Guantánamo al ayudar a Cuba a  independizarse de España a finales del siglo XIX. Formando parte de las muchas condiciones impuestas por los E.E.U.U, estipuladas en el “Platt Agreement,” Cuba se sometió al intervencionismo estadounidense y tuvo que arrendar el territorio guantanamero por 2,000 dólares en oro anuales. El centro de detención tiene actualmente un presupuesto de 80 millones dólares anuales. Hoy en día, el gobierno cubano mantiene que las operaciones del país norteño en la isla son ilegales, además de violar la soberanía cubana.[iii] Los E.E.U.U deberían devolver la base de Guantánamo a Cuba; sin embargo, parece poco probable que Washington lo haga, dado el valor de la instalación si se considera la posición estratégica de la bahía que ha sido, y aun es, una gran ventaja para  sus operaciones militares en el Caribe y en el resto de América Latina.[iv]

La prisión abrió sus puertas en enero de 2002 tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y la declaración de la ‘guerra contra el terror’. Desde entonces, aproximadamente 780 hombres han permanecido detenidos en ella.[v] Nueve han muerto, seis de ellos de presuntos suicidios.[vi] Bajo el mando del ex presidente George W. Bush, estos detenidos fueron considerados “combatientes ilegales” y su tratamiento no se consideró dentro del marco legal estadounidense; en consecuencia, resultó más sencillo detener e interrogar presuntos terroristas fuera del alcance de los órganos regulatorios formales. Respondiendo a las críticas sobre las horribles condiciones en Guantánamo, el presidente Obama en 2009, declaró querer cerrar la cárcel. Cincuenta y seis detenidos fueron absueltos bajo el “Guantánamo Review Task Force”, y diez otros, la mayoría oriundos de Yemen, fueron liberados.[vii] No obstante, los E.E.U.U no cerraron de manera definitiva el centro, para poder usarlo en futuros casos excepcionales.[viii]

Protestas y rivalidad política
El domingo 25 de junio, manifestantes en frente del Trump National Hotel en Doral, Florida, hicieron claro sus deseos de ver al presidente Trump cerrar Guantánamo, denunciando su implícito silencio con respecto al tema de las torturas.[ix] Esta protesta representa el rechazo público del centro de detención, donde actualmente se encuentran 41 detenidos, cuidados por 1,650 personas.[x] De los 41 cautivos, 26 estarán encarcelados de por vida, 10 están procesados por crímenes de guerra y los restantes serán liberados pronto.[xi] No está claro cuál será el procedimiento de liberación bajo la nueva administración.
Sin embargo, Trump considera que no debería haber más  liberaciones de Guantánamo.[xii] Además, en unas de las frases pegadizas más populares de su campaña, el ferviente patrocinador de la seguridad nacional afirmó el deseo de seguir deteniendo a presuntos terroristas en Guantánamo: “La vamos [la cárcel] a llenar de malandrines. Créanme, la vamos a repletar.”[xiii]

A pesar de su retórica, el presidente Trump ha prestado poca atención a la situación en Guantánamo en los primeros meses de su presidencia. Los abusos en Guantánamo, que eran un problema prioritario para grupos activistas y de derechos humanos, están siendo  ahora discutidos con menos frecuencia, pese a las violaciones de derechos humanos repetidas en contra de los detenidos, las que incluyen alimentación forzada, amenazas de violencia, y violencia física efectiva.[xiv]

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha condenado las técnicas empleadas en Guantánamo y ha reclamado su cierre inmediato.[xv] Con razón, la comisión estableció que los E.E.U.U habían violado el derecho a la libertad e integridad personal, acceso a la atención médica, representación legal y la reevaluación periódica de la condena , entre otras violaciones. En 2011, la Comisión adoptó la Resolución N° 2/11 que establecía que a los detenidos se les había negado el derecho a une revisión jurídica de su pérdida de libertad. La misma también declaraba que el principio de no devolución, es decir la prohibición de enviar o deportar a alguien a un país donde puede ser procesado, había sido violado.Adicionalmente, operaciones en Guantánamo violan de forma directa al Convenio Contra la Tortura de la ONU y otros tratamientos o medidas punitivas crueles, inhumanos y degradantes van en contra de la octava enmienda de la constitución norteamericana.[xvi]

Por sobre todo, mientras la justificación para mantener la prisión  de Guantánamo abierta tiene su base en la seguridad nacional, el propio centro podría dañar la seguridad de los E.E.U.U al perpetuar su imagen de inhumanidad . De hecho, la propaganda elaborada por el grupo Al Qaeda ya ha utilizado las descripciones de las condiciones abismales en el centro de detención como herramienta de reclutamiento, de manera a fortalecer su argumento de que los E.E.U.U. trata a sus detenidos de manera excepcionalmente cruel.[xvii] En 2010, Colin Powell comentó que su mantenimiento otorga “a los extremistas la oportunidad de decir, vean, así  son los E.E.U.U. Se especializan en  centros de torturas y detenciones.”[xviii]
Escribiendo el próximo capítulo

La reciente crítica del presidente Trump en contra de la falta de respeto a los derechos humanos en Cuba demuestra un alto grado de hipocresía. El mantenimiento de una base militar que, de forma ilegal, ha retenido y torturado detenidos ha durado demasiado tiempo.

Los E.E.U.U. no pueden seguir con su tratamiento inhumano; sólo  liberando a sus prisioneros podrán deshacerse de su legado deshumanizante. El respeto a los derechos humanos exige que la Bahía de Guantánamo deje de ser utilizada para encarcelar a individuos como Mohamedou Ould Slahi. Llegó la hora de decidir qué tipo de capítulo añadirán los E.E.U.U al libro de la historia humana. Una tarea difícil pero necesaria está por hacer: escribir un nuevo relato de respeto a los derechos humanos y publicarlo para que el mundo lo vea.

 

Por Laura SchroederAnalista del Consejo de Asuntos Hemisféricos

Traducido por Tobias Fontecilla, Analista del Consejo de Asuntos Hemisféricos

Apoyo editorial adicional proporcionado por James Baer, Becario de Investigación, Taylor Lewis, Analista Externo, y Madeline Asta, Jack Pannell, y Tobias Fontecilla, Analistas del Consejo de Asuntos

Imagen: GUANTANAMO BAY, Cuba,                                                De: Flickr

Did you enjoy this Article? Subscribe to our mailing list for more just like it.

* indicates required





[i] Siems, Larry. “Guantánamo Diary: How a classified manuscript became a book.” The Guardian. January 16, 2015. Accessed June 29, 2017. https://www.theguardian.com/world/2015/jan/16/guantanamo-diary-a-classified-handwritten-manuscript.

[ii] Ackerman, Spencer. “Guantánamo Diary author Mohamedou Ould Slahi freed after 14 years.” The Guardian. October 17, 2016. Accessed June 29, 2017. https://www.theguardian.com/us-news/2016/oct/17/guantanamo-diary-author-mohamedou-ould-slahi-detention.

[iii] Ibid.

[iv] “Why the U.S.-Cuba Thaw Doesn’t Mean Guantanamo Bay Is Closing.” Time. Accessed June 29, 2017. http://time.com/3642064/cuba-guantanamo-bay/?xid=time_readnext.

[v] “Guantánamo Bay: 14 years of injustice.” Amnesty International. Accessed June 29, 2017. https://www.amnesty.org.uk/guantanamo-bay-human-rights.

[vi] “Q&A: Guantanamo Bay, US Detentions, and the Trump Administration.” Human Rights Watch. June 27, 2017. Accessed June 29, 2017. https://www.hrw.org/news/2017/05/04/qa-guantanamo-bay-us-detentions-and-trump-administration.

[vii] The New York Times. Accessed June 29, 2017. https://www.nytimes.com/interactive/projects/guantanamo/timeline/2017.

[viii] Ibid.

[ix] Ibid.

[x] http://miami.cbslocal.com/2017/06/25/activists-demand-guantanamo-bay-shutdown-rally-trump-golf-course/

[xi] “Prisoners: Who’s Still Held?” Close Guantánamo. Accessed June 29, 2017. http://www.closeguantanamo.org/Prisoners.

[xii] Rosenberg, Carol. “Trump’s been silent on Guantánamo since moving to the White House.” Miami Herald. Accessed June 29, 2017. http://www.miamiherald.com/news/nation-world/world/americas/guantanamo/article135852953.html.

[xiii] Ibid.

[xiv] News Distribution Network, Inc. Accessed June 29, 2017. http://launch.newsinc.com/share.html?trackingGroup=91440&siteSection=mcclatchydc&videoId=30389899.

[xv] “Q&A: Guantanamo Bay, US Detentions, and the Trump Administration.” Human Rights Watch. June 27, 2017. Accessed June 29, 2017. https://www.hrw.org/news/2017/05/04/qa-guantanamo-bay-us-detentions-and-trump-administration.

[xvi] “IACHR Report Highlights Human Rights Violations at Guantanamo and Urges Closure.” International Justice Resource Center. September 09, 2015. Accessed June 29, 2017. http://www.ijrcenter.org/2015/08/17/iachr-report-highlights-human-rights-violations-at-guantanamo-and-urges-closure/.

[xvii] “Guantanamo Bay: A Terrorist Propaganda Tool.” Human Rights First. Accessed June 29, 2017. http://www.humanrightsfirst.org/guantanamo-bay-terrorist-propaganda-tool.

[xviii] Postel, Thérèse. “How Guantanamo Bay’s Existence Helps Al-Qaeda Recruit More Terrorists.” The Atlantic. April 12, 2013. Accessed June 29, 2017. https://www.theatlantic.com/international/archive/2013/04/how-guantanamo-bays-existence-helps-al-qaeda-recruit-more-terrorists/274956/.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *