Es el peronismo y no el kirchnerismo el que competirá en las próximas elecciones en Argentina

Escrito por Eugenia Rosales MatienzoAnalista del Consejo de Asuntos Hemisféricos

Para descargar este artículo en formato PDF hacer clic aquí.

“Yo no concibo el justicialismo sin Perón”, dijo hace más de sesenta años Evita.[i] Cristina Kirchner, cuya candidatura para las próximas elecciones legislativas del 22 de octubre ha removido el tablero político de la Argentina, renegó públicamente en la última década de la estructura del partido del General Juan Domingo Perón, pero nunca de su doctrina. Esto debido a que el justicialismo se refiere al partido político y el peronismo al movimiento consecuente a Perón y Evita.

La coalición oficialista del presidente Mauricio Macri (Cambiemos) ya ha cerrado filas de cara a los próximos comicios. Del otro lado, el peronismo no pudo dirimir sus internas en las elecciones primarias (PASO) de agosto y tendrá nuevamente como contendientes a Cristina Kirchner, Sergio Massa y Florencio Randazzo. Estos últimos han sido acusados de ser funcionales al oficialismo debido a que la fragmentación del peronismo divide los votos de la oposición y ya se sabe que ninguno de ellos tiene posibilidades de ganar al haber recibido muy escaso porcentaje de votos en la pasada elección.

Durante una entrevista televisiva en Crónica TV, la ex presidenta aseguró que su postulación se debe a que es la dirigente peronista mejor posicionada en la provincia de Buenos Aires. “El peronismo está en Unidad Ciudadana” (el sello electoral bajo el que competirá la ex mandataria), definió y aclaró que “El PJ (Partido Justicialista) es solo un instrumento electoral”[ii]. Durante la misma entrevista, repitió por enésima vez en el último mes de campaña previo a las elecciones: “Yo soy peronista” y agregó: “Yo me llevé siempre estupendamente bien con el peronismo. Siempre fui peronista y me sentí peronista”.

Juan Domingo Perón dijo una vez que “cuando se muere por una causa noble y digna, se sigue viviendo en la gloria, que es donde es más hermoso vivir”[iii]. Hoy parece estar en pugna quién es más peronista de los peronistas de cara a los próximos comicios porque en la unidad de esos votos podría encontrarse la victoria ante Cambiemos. Ya a principios de la “era kirchnerista” en 2003 en París, a metros del Arco del Triunfo, la entonces primera dama Cristina Kirchner se definió tajante ante unas trescientas personas que hacían fila para saludarla: “Yo no soy progre(sista), soy peronista. El problema es que no lo entienden”[iv].

La ex presidenta ha demostrado con énfasis durante la campaña electoral que quiere que la identifiquen con el peronismo y que es ella la que encarna el movimiento a pesar de sus críticas hacia la estructura del partido. “Soy peronista, me identifico con el peronismo. Yo odio hablar de ‘justicialismo’, porque me defino peronista”, dijo públicamente la ex presidenta[v].

Sin embargo, para entender al peronismo, hay que separarlo del justicialismo. Juan Domingo Perón dijo que “un partido político sin unidad de acción es una fuerza inorgánica que no realiza grandes obras ni se consolida en el tiempo”. Desde 1946 hasta la actualidad, el peronismo ganó nueve elecciones presidenciales[vi]. Es por eso que el peronismo es más que un partido político, es un movimiento que tiene que ver con el pensamiento del General Juan Domingo Perón, su doctrina y con lo que él representa. E cambio, el justicialismo tiene que ver con el modo de hacer política, con un gobierno particular y con los dirigentes del momento que lo integran.

Del lado del gobierno y de los medios de comunicación afines al oficialismo, separar a la ex presidenta del peronismo y ubicarla en una fuerza unipersonal llamada “kirchnerismo” es atarla a la imagen de la gestión que ella y su marido, el fallecido presidente Néstor Kirchner llevaron a cabo desde el año 2003 hasta 2015 en la Argentina sin basarse en una doctrina partidaria, como si se tratara de un par de outsiders.

Cristina posee un innegable pasado militante dentro del movimiento y siempre hace mención a su juventud militante durante un período en el que cualquiera con esa ideología política era perseguido. Desde su infancia, su abuelo solía hablarle sobre Evita. Su padre fue chofer de transporte público. Creció en el seno de una familia humilde; de la clase trabajadora beneficiada por las políticas sociales de Perón. Le gusta definir al peronismo como un “espacio político plural y diverso”.

No ha habido en la Argentina presidentes más peronistas después de Juan Domingo Perón que Néstor y Cristina Kirchner. Lo demuestran acciones como el saldo de la deuda al Fondo Monetario Internacional, la re estatización de la aerolínea nacional Aerolíneas Argentinas y de la petrolífera YPF y políticas de inclusión social como la denominada Asignación Universal por Hijo -por nombrar sólo unas pocas- o la ley de matrimonio igualitario.

En esa misma línea, las principales políticas de Perón durante su mandato fueron la sustitución de importaciones mediante el desarrollo de la industria, el fortalecimiento del Movimiento Obrero organizado ahora en la Confederación General del Trabajo (C.G.T.), la sanción de leyes que regularon y mejoraron la condición de los trabajadores, el derecho al voto de las mujeres argentinas mediante la Ley del Voto Femenino y hasta suprimió los aranceles en todos los niveles de la educación, inclusive la universitaria.

“En el peronismo, donde no se mide por la antigüedad de militancia, se mide por los hechos, las obras y compromisos que cada uno tiene”, dijo en 2012 Cristina Kirchner[vii] en sintonía con los dichos de Perón cuando afirmó que “el movimiento peronista ha revolucionado las formas y el fondo de la política nacional. Colocó a su frente las tres banderas de la causa argentina: la justicia social, la independencia económica y la soberanía política.”[viii] Por los hechos podría afirmarse que el matrimonio Kirchner ha levantado las 3 Banderas de la causa peronista.

“No se trata de una fuerza política, no se trata de nuestro espacio político, lo que yo quiero es que la sociedad y el pueblo vuelvan a ser los dueños del Estado y no los grupos empresarios”, afirmó días atrás Cristina durante un masivo acto en la ciudad de Lanús[ix] al indicar la ideología a la cual ella se enfrenta, siendo que del otro lado se encuentra Mauricio Macri, cuya política neoliberal favorece a los grupos concentrados de poder.

Este año, durante una entrevista con el diario El País de España, la candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires sentenció: “Yo soy peronista, no me digas que soy kirchnerista”, cuando el periodista español Carlos Cué le preguntó si el kirchnerismo podría entrar en decadencia en caso de perder las elecciones legislativas el próximo 22. “Al kirchnerismo siempre lo vi como una manera de bajarnos el precio a los peronistas”, agregó[x].

En medio de un peronismo fragmentado por la multiplicidad de candidatos que, enfrentados a Cristina Kirchner temen quedar en el olvido político, el presidente del Partido Justicialista nacional, José Luis Gioja, llamó a votar por la ex presidenta en los próximos comicios. Lo hizo a través de una “Carta Abierta al pueblo peronista” donde aseguró que Unidad Ciudadana “es la respuesta más contundente para recuperar la esperanza y frenar el ajuste económico” del gobierno de Cambiemos.

En la carta Gioja pidió: “Hagamos un ejercicio que nos permita focalizarnos en lo importante: que el Justicialismo triunfe en las elecciones de octubre para que diputados y senadores peronistas se integren a las Cámaras legislativas de la Nación y de las Provincias, para defender al pueblo de lo que será un seguro ajuste brutal que propondrá el gobierno de Macri en caso de ser ellos los que ganen las elecciones”[xi].

Perón siempre ha insistido en el sentido popular de la política peronista. Para él, “el peronismo es esencialmente popular; el peronista trabaja para el movimiento; y un gobierno sin doctrina es un cuerpo sin alma, por eso el peronismo –como movimiento- tiene su propia doctrina política, económica y social (segunda, tercera y treceava de las veinte verdades del peronismo)[xii].

El último acto público de Cristina Kirchner antes de las elecciones se llevará a cabo en la víspera del aniversario del Día de la Lealtad Peronista y para este evento ya ha convocado a miles de peronistas de todos los sectores en nada más ni nada menos que la cancha de Racing Club de Avellaneda, el estadio del club de fútbol del cual Néstor Kirchner y Juan Perón fueron hinchas.

 

Escrito por Eugenia Rosales MatienzoAnalista del Consejo de Asuntos Hemisféricos

Apoyo editorial adicional proporcionado por James Baer, Becario de Investigación, Tomas Bayas y Maria Rodriguez, Analistas del Consejo de Asuntos Hemisféricos

Did you enjoy this Article? Subscribe to our mailing list for more just like it.

* indicates required




Imagen: Evita llorando abraza a Perón durante el acto del 17 de octubre de 1951          De: Wikimedia

[i] Revista Mundo Peronista, 2da edición –pág. 3– (Agosto, 1951)

[ii] Cristina Kirchner durante una entrevista en el canal Crónica TV el 28 de septiembre, 2017.

[iii] Juan Domingo Perón, 13 de septiembre de 1950.

[iv] Cristina Kirchner durante un encuentro en París como Primera Dama en noviembre de 2003.

[v] Cristina Kirchner durante un acto en Casa Rosada el 17 de octubre de 2012.

[vi] Juan Domingo Perón (1 946 – 1951); Juan Domingo Perón (1951 – 1955); Héctor Cámpora (1973 – 1973); Juan Domingo Perón (1973 – 1974); Carlos Saúl Menem (1989 – 1995); Carlos Saúl Menem (1995 – 1999); Néstor Kirchner (2003 -2007); Cristina Kirchner (2007 – 2011); Cristina Kirchner (2011 – 2015).

[vii] Cristina Kirchner durante un acto en Casa Rosada el 17 de octubre de 2012.

[viii] Juan Domingo Perón escribió para la revista Mundo Peronista 2da edición (Agosto, 1951).

[ix] Cristina Kirchner durante un acto de campaña en el municipio de Lanús (3 de Octubre, 2017).

[x] Entrevista de Cristina Kirchner al El País (28 de septiembre, 2017)

[xi] Carta abierta del presidente del Partido Justicialista (septiembre 2017).

[xii] Revista Mundo Peronista, 1ra edición (Julio, 1951).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *