Entrevista exclusiva con Lonko Juana Calfunao Paillaléf, líder del pueblo Mapuche

Transcrito por Evelyn Estrada y Miguel Salazar; Introducción escrita por Michelle Rosas Parvool

Para descargar este articulo en formato PDFhaz clic aquí.

To read this article in English, click here.

El 23 de octubre, COHA tuvo el gran honor y privilegio de entrevistar a una de las autoridades principales de la comunidad Mapuche, Lonko Juana Calfunao Paillaléf. Este encuentro se llevó a cabo durante la estadía de la señora Juana en los Estados Unidos para presentar su demanda contra el gobierno chileno frente a la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington, DC. El objetivo de su demanda frente a la OEA fue para visibilizar los actos violentos cometidos por el estado chileno. Estos actos incluyen la apropiación de tierras indígenas y el maltrato discriminatorio contra el pueblo Mapuche, incluyendo niños y mujeres.

Este testimonio nos da a conocer su experiencia como líder activista en una lucha histórica contra la opresión de pueblos indígenas en Chile—con el fin de preservar los derechos al patrimonio cultural y soberanía de la nación mapuche.

Juana: Hace aproximadamente 130 años que el estado ingresó a mediante de la fuerza y se apodera ilegalmente de nuestras tierras. Desde ese día, nosotros permanecimos bajo la subordinación, bajo la represión, bajo la criminalización del estado chileno. Primero, ingresan prácticamente matándonos, ocupando el territorio. Hoy día ingresan apoderándose de nuestras tierras y son los transnacionales que vienen de distintos países del mundo a hacer acuerdos bilaterales con la presidenta. Pero en realidad es el territorio nuestro que ponen a la venta porque el territorio nuestro es el más rico, el que tiene más minerales, aguas, bosques naturales, y todo este tipo de cosas. Entonces, por lo tanto somos nosotros los que estamos más afectados, nosotros no ganamos nada. Ganamos el puro encarcelamiento porque nosotros los Mapuche nos oponemos tremendamente con este estado.

Resistimos por lo general desde el Bío Bío al sur, que está mi territorio en Concepción, en Temuco, Osorno, Valdivia, todo lo que tenga que ver sur del territorio que hoy día se llama Chile. [El estado chileno] ha implementado leyes, militarización, leyes antiterroristas, tribunales. Siempre van a ver que somos el único pueblo que, se puede decir en el mundo, que tenemos el control de nuestra tierra aun. Vinimos a demandar al estado por el territorio y por toda la criminalización que se nos hace. En mi calidad de autoridad y de mujer, de madre, de esposa, de abuela, y de tía, yo demandé al estado porque ya es la sexta generación que hemos prácticamente muerto, incluso casi toda mi familia, defendiendo una carretera que quiere pasar al lago Colico. Esta carretera—el único objetivo que tiene es fortalecer la pesca, es sacar los árboles nativos de nosotros, y también es fomentar el turismo de toda esta gente multimillonaria, porque en ese lago tienen casa la presidenta de la República, tiene casa el antiguo presidente Piñera. Ese es un lago originalmente de nosotros, pero el problema es que ellos se han adueñado.

Nosotros por defender todo somos víctimas de tremendas cosas, incluso de muerte. He sido muy fuertemente golpeada, el gobierno ha hecho un atentado conmigo. Un día me subí en un vehículo, el vehículo a pasar el tiempo, caminando como a los tres minutos, el vehículo se desplomó. Nosotros tuvimos un accidente fuerte que casi me costo la mano y me lastimó la cara.

Durante las detenciones, nosotros somos las víctimas tremendamente. La policía ya no solo te viola sexualmente, sino te viola con unos palos. Eso es terrible. Yo tuve que venir a dar ese testimonio aquí para que la gente pueda entender porque de repente se nos da que somos brutos, que somos enfermos mentales por querer defender una plantita, por querer defender un pajarito, o por querer defender sencillamente una lagartija. Se nos mira que somos atrasados, pero esa es la diversidad donde nosotros vivimos.

Nosotros aprendimos por el idioma que ellos caminan, aprendimos sus leyes, aprendimos su forma. No estamos dispuestos a dejar nuestras tierras en manos de tercero. Esperamos que la corte nos de la medida cautelar, pero de todas maneras les dije bien claro que nosotros vamos a recuperar [nuestra tierra] vivos o muertos. Ya nos espere la muerte o la cárcel, nuestras tierras no se la vamos a dejar. Espero que esta comisión de derechos humanos nos acompañe.

A los niños los están golpeando, los están matando, los están disparando. Nuestros padres nos cuidaron a nosotros, se preocuparon por nosotros para que nosotros dieramos la lucha hoy día y nosotros tenemos que hacer lo mismo con nuestros niños. Si ahora ellos quieren en su cultura pegar y matar a los niños, eso es su problema pero nosotros no tocamos los niños porque son como dioses para nosotros. Pero ellos si le han pegado a nuestros niños.

 

LB: Is there a growing, unified movement of indigenous population in different countries? Secondly, in Chile, has a working arrangement survived between the student movement which also was in arms against the government for underfunding social programs and the indigenous, who saw their resources being misused without their voice being heard?

COHA: ¿Hay un movimiento unido que está creciendo entre pueblos indígenas en otros países?

Juana: El pueblo Mapuche se ha caracterizado siempre por defender y luchar prácticamente solo, sin la alianza ni el apoyo ni la base de ninguno. El pueblo Mapuche tiene una lucha milenaria y gracias a la forma de lucha que tenemos nosotros, hemos sobrevivido. Otros pueblos estan practicamente exterminados, y no tienen una base sólida como nosotros. Nosotros podemos decir aún, todavía que Chile no tiene el control sobre nosotros.

Sí existe la alianza, pero en realidad es la alianza a muy bajo perfil. Aunque fuera muy fuerte con nosotros, jamás nosotros la vamos a dar a conocer porque es una alianza de trabajo. No se puede por seguridad decir qué tipo de alianzas se tiene. Tenemos alianzas con todos los pueblos originarios, pero en muy bajo nivel. Alguien lo puede mirar como una alianza cultural, pero sí hay una alianza fuerte.

 

COHA: ¿Piensas que más representación en el gobierno chileno ayudará a alcanzar programas con vendajes para indígenas en Chile? ¿O como en Bolivia, la elección de un hombre o mujer como Evo Morales no va a alcanzar un cambio en el gobierno? ¿Ambos no necesitan una relación?

Juana: Yo admiro a Evo Morales porque es indígena, pero él le trabaja al estado, y el esta bajo las normas del estado, así que él es indígena es muy lindo, muy cultural, todo lo que se quiera, pero él obedece a un patrón.

Nosotros no queremos copiar ni de Evo, ni de Bolivia, ni de nada. Nosotros no queremos eso—es una basura para nosotros. Los pueblos originarios jamás podremos ser pueblo originario si vivimos bajo una subordinación del estado. Nosotros los pueblos originarios tenemos que reestructurarlos como hemos resistido milenariamente. Mi pueblo Mapuche, orgullosa de ser de mi pueblo Mapuche, porque ha resistido, por la forma política social que hemos tenido de vida. No tenemos un presidente. El estado chileno, para poder ingresar hacia adentro con su política, ahora sacó la ley 19.253. Esta ley viene a desarticular a mi pueblo.

Nosotros podemos hacer dos demandas paralelas hoy día. Una, por apropiarse ilegalmente de nuestras tierras, y la otra por todo los maltratos de lesa humanidad que nos han hecho a nosotros, por llegarnos a hacer desaparecer. Lo que queremos hacer ahora es fortalecer nuestra organización, nada más. ¿Fortalecerlo con que? Con un gran edificio para que nuestro parlamento este ahí, así como esta el parlamento de Valparaíso, como esta el parlamento de Santiago de ellos. Que también, con nuestros recursos, se haga un parlamento, o que nos devuelvan un departamento que está en territorio de nosotros.

Yo pasé cuatro años y medio en la cárcel. Y el estado me acusa por todo hasta que lo miro con ojos de terrorista, no se como será la mirada terrorista. Me dice, “levante la mano derecha y jure por Dios” y yo no levanto ninguna mano, y me dice, “Jure por Dios,” y yo mire para atrás, no veo a nadie. “Le estamos diciendo que jure por Dios.” Yo no tengo porque jurar por nadie… esos son creencias suyas, diabólicas que tienen. Claro y entonces, yo le digo, le hablo en mi idioma, porque todos los juicios allá son en español. Entonces me dice el juez, “Dedíquese a hablar en forma Cristiana. No me venga hablar en forma diabólica.” Así un juez de la república, y yo le digo:

“Mire, me va mandar a detener usted a mi, y ¿quiere que le haga la traducción? Yo no soy la ignorante, usted es el ignorante. Así, que como Chile no tiene jurisdicción sobre mi persona y yo no soy chilena, y las leyes están establecidas el código penal y civil, para los chilenos y como yo nunca le he firmado un documento que diga que yo soy chilena, así que me voy.”

Entonces ahora con esa modalidad que yo le hice de no hablar el idioma en los tribunales, ahora ponen traductores. Entonces uno puede hacer todo su juicio en mapudungun. Y entonces, el traductor va traduciendo, y ya ellos quedan de ignorantes. Como nosotros sabemos su idioma, sabemos su política, sabemos su estructura social, económica, sabemos la política partidista, su religiosidad, pero ellos no saben nada de nosotros.

Entonces son la gente, que son poquitas familias son las que tienen el control allá. Pero si son gente que ha tomado el control de nuestras tierras, y eso provoca una gran desigualdad. Porque no puede ser, mire, ellos tienen sus casas lindas, grandes y bonitas. Pero de repente, porque ya tienen un bicho que les va carcomiendo la madera, le hacen fuego a su casa. Pero si no antes de tener seguro por su casa. Entonces después dicen, “Me quemaron la casa los indígenas, pero yo creo que fue ese, pero también fue este.” Entonces lo van a buscar preso los policías. Y el otro va preso inocentemente, y al le devuelven su casa nueva. Y eso es una corrupción que se está dando, pero tremendamente ahora. Y es una forma de irnos mandando presos a todos nosotros.

 

COHA: ¿En qué momento decidieron que no era bueno tratar de construir una relación más amigable entre los Mapuches y el estado chileno?

Juana: Mira, hay tres grupos de Mapuches para que tu sepas. Primero, está el Mapuche que se resiste a que el estado invade el territorio y que permanece en las comunidades. Y hay este Mapuche que se cansó, se fue a la ciudad, y empezó a ser sirviente del estado. Pero, está este tercer Mapuche que es el más peligroso porque este es hijo de un mestizo, que el papá o la mamá no es Mapuche. Y entonces este tipo puede firmar cualquier documento en nombre del pueblo, pero ese tipo no sabe el idioma, ni nunca ha vivido en una comunidad, ni siquiera conoce las costumbres Mapuches. Y ese es el que hace alianza con el gobierno. Y es el que vive de la migaja del gobierno, pero nosotros no.

 

COHA: ¿Que define a una persona Mapuche?

Juana: Los apellidos. Por ejemplo, si yo me llamo ‘Juana Perez Rosales,’ no es un apellido Mapuche, pero si yo soy ‘Calfunao Paillaléf’ está diciendo que vengo de un padre Mapuche y una madre Mapuche. Pero, si yo soy ‘Juana Soto’ o ‘Juana Ramirez Paillaléf,’ soy mestiza.

 

COHA: Yo quisiera que hablaras mas de la carretera, y pues de lo que yo he leído es que el gobierno intentó hacer la carretera allá en territorio Mapuche, pero al fin no terminó con el proyecto.

Juana: No, porque nosotros no damos permiso. Y porque le ganamos allí, y le damos a quien sea, y si nos matan a uno… Nosotros decimos “O vivir, o morir dignos.” Que te vengan a matar por tu tierra, es preferible morir digno de pie a que estar como un gusano en el suelo. Nosotros trabajamos mucho para tener nuestros recursos. Nada, nada, nada de lo que nosotros tenemos no los da el estado. Y ni siquiera nos va dar tampoco. Nosotros peleamos. Pero ellos le dan a la gente que está con el.

Dicen los chilenos, “que nosotros no podemos entregarles…” Y como, ¿como que no nos puede entregar? Si, usted no es dueño de la tierra, nadie le entrego. Además, ni ellos, ni nosotros somos los dueños de la tierra. Nosotros somos parte de la tierra. Y ellos invadieron el territorio. Somos parte de ella, por eso somos Mapu-Che: “gente de la tierra”

 

COHA: Mi pregunta es, ¿el gobierno chileno ha tratado de incluir al pueblo Mapuche en conversaciones, en diálogos constructivos para llegar a una solución?

Juana: No. Él no conversa con nosotros. Forma mesas de dialogo. Ellos toman acuerdos, y con ellos conversan no más. Dice el gobierno el otro día, yo estando aquí, “Bueno, nosotros vamos a seguir haciendo las carreteras porque hay gente que se opone al avance. ¡Entonces por lo tanto, esta gente que es prácticamente salvaje [que ‘esos’ seríamos nosotros], van ir todos a la cárcel, aplicar la ley de anti-terrorista!”

Osea, me van aplicar la ley anti-terrorista a mi porque yo no quiero que destruyan mi tierra, porque estoy en contra de que me corten los árboles, y porque ellos van hacer una carretera encima de toda mi comunidad. Me van aplicar la ley anti-terrorista porque se supone que soy una desadaptada social.

Nosotros no somos la mano barata del estado. Nosotros trabajamos nuestra tierra. Nos preocupamos de nuestras cosas. Y hacemos nuestras propias cosas. Por eso nosotros tenemos grandes cosas, nosotros trabajamos en todo la economía de nosotros. No necesitamos del estado.

Transcrito por Evelyn Estrada y Miguel Salazar; Introducción escrita por Michelle Rosas Parvool

Ésta es una contribución gratuita producida por el Consejo de Asuntos Hemisféricos. Si desea republicarla, por favor ponga nuestra información institucional. Los derechos exclusivos pueden ser negociados.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *