Deepak Bhojwani: La India y Sus Relaciones con América Latina (In Spanish)

Profesor invitado Deepak Bhojwani hablo con Spondylus sobre las relaciones entre la India y America Latina.
Por Michel Levi
Coordinador
Centro Andino de Estudios Internacionales
¿Cuál es la relación que América Latina mantiene con la India?, ¿Cuáles son las orientaciones de su política exterior y de su seguridad?, ¿Qué rol juega Ecuador en esta estructura regional ante la India, un país generalmente considerado como uno emergente? Estas son algunas de las preguntas que el diplomático indio, Deepak Bhojwani, explicó en un diálogo con Spondylus. Profesor invitado Deepak Bhojwani hablo con Spondylus sobre las relaciones entre la India y America Latina.

El embajador Bhojwani ha formado parte del servicio exterior de la India desde 1978. Su carrera diplomática lo ha llevado a trabajar en tres continentes—Asia, Europa y América del Sur, donde ha sido embajador en Colombia, Ecuador, Venezuela y Cuba. También ha trabajado en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Nueva Delhi. Es considerado un experto en las relaciones de India con América Latina, sobre todo en aspectos de comercio e inversión. El identifica complementariedades y particularidades culturales, un aspecto que también fue analizado durante la conferencia La India como potencia emergente, como un elementos que influencian las orientaciones de su política exterior, de seguridad, y de las relaciones con América Latina.

¿Qué opina usted de la India como una potencia emergente? ¿Qué relación ve usted en el marco de los países BRICS e IBSA, de todos estos esquemas nuevos que se han generado a partir del siglo XXI? 
Para nosotros indios, la India ha sido siempre un país que ha sobresalido en el continente de Asia porque ha sido una potencia, una civilización milenaria, que ha tenido una historia muy larga y muy rica de intercambio con otras civilizaciones antiguas. Claro, desde el siglo XVI hasta el XX fuimos colonizados, la India, de cierta manera, desapareció del horizonte mundial, de los poderes globales y reapareció después de su independencia en 1947, y poco a poco empezó a meterse en la escena global. Por ello es una potencia emergente. También se debe a que la India fue considerada un país no rezagado sino muy pobre porque no tenía un desarrollo muy apropiado dado su pobreza y su población enorme, etc. Varias décadas después de nuestra independencia quedamos como un país pobre que requería ayuda.

Después del proceso de reformas en 1991 salió la India como un país que creció económicamente hablando y también asumió su papel mundial en términos económicos. Ya en términos políticos, la India tenía un papel importante en el movimiento no alineado, por ejemplo, y también estaba en los foros de las Naciones Unidas donde jugó un papel importante.

Ahora tomando en cuenta las estadísticas, India es el segundo país más poblado del mundo con más de 1.200 millones de habitantes, es el tercer país según el Banco Mundial que realizó cálculos basados en las cifras de 2011 que India tiene el PIB mundial en términos de paridad de poder adquisitivo, es decir, lo que produce la India y los servicios que brinda valen tanto que está superando a Japón en términos de PIB cuando se mide en términos de paridad de poder adquisitivo. Todo eso se nota cuando uno visita el país.

Hay una población enorme en un territorio que es apenas el 40% del tamaño de Brasil, es mas pequeño en territorio que China, EE.UU. y Rusia. Sin embargo ha manejado bien su destino hasta ahora porque ha sido una democracia consistente, con algunas aberraciones en algunos años.

Somos la más grande democracia del mundo, hemos tenido las más grandes elecciones democráticas en la historia del mundo, tenemos 815 millones de votantes registrados por el gobierno, hay elecciones electrónicas y en la pasada elección de mayo votaron 550 millones de ciudadanos, esto es abrumador en cualquier término.

Entonces, la India puede ser considerado como una potencia emergente por la fuerza que trae a la escena global en términos políticos, en términos de su democracia, en términos de su civilización antigua y ahora cada vez más por su crecimiento económico, y por sus lazos internacionales que tiene con todos los países, no solamente con las grandes potencias, incluso estamos en el BRICS, formamos parte del G20, y nuestra voz es escuchada en las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio o en las negociaciones sobre el cambio de climático, etc. Entonces potencia emergente—por así definirlo—sí se puede llamar a la India.

La emergencia de la India en el Occidente empieza en 1947 formalmente; antes de eso, estaba bajo el mandato del Reino Unido. La India tiene una herencia cultural y una tradición milenaria y todos estamos muy conscientes de eso. ¿Esto quiere decir que este aparecimiento dentro de la escena occidental es más bien una formalización del Estado indio en un contexto más estructurado del sistema multilateral internacional? En ese mismo contexto, si saltamos de esta emergencia y vamos al momento actual de la India, ¿cuáles son las orientaciones de la política exterior y de seguridad de la India en el siglo XXI? 
La palabra seguridad implica diferentes temas en diferentes países. Un país como Ecuador goza de una seguridad en términos de su entorno externo hasta interno también. Ustedes no enfrentan problemas como el terrorismo, el narcotráfico les toca pero apenas rozando. En nuestro caso sufrimos todas las enfermedades de seguridad que existen hoy en el mundo, tenemos unas fronteras donde hay amenazas, no se puede esconder el hecho de que hemos sido invadidos por dos países vecinos, hemos tenido problemas de seguridad a través de toda la historia, no solamente de la India independiente sino también de la India antigua que fue invadida por fuerzas del exterior.

Hoy en día también tenemos problemas de seguridad que debemos cuidar para que no nos afecte, como problemas internos de nuestros vecinos Nepal, Bangladesh, Sri Lanka hasta Bután, un pequeño territorio que tiene sus problemas internos e impactan a la India. Y dos vecinos mayores como China con la cual tenemos todavía asuntos fronterizos por resolver y con Pakistán con quien tenemos problemas obvios.

Así que en términos de nuestro entorno regional, la India no goza de las mismas ventajas como Ecuador o como América Latina. Necesitamos, lamentablemente, que mantener una fuerza armada bastante grande y también un armamento importante, de ahí nuestra doctrina nuclear, entender que aunque somos una potencia nuclear lo somos conscientes del hecho de que nunca tendríamos que utilizar el arma nuclear, es apenas una postura, como los otros países piensan las potencias nucleares para guardar la seguridad misma ante una eventualidad que sale de nuestras manos.

De todos modos sobre nuestra potencia nuclear, la capacidad solo está ahí como un retrato y nada más, por eso es que hoy, la India se concentra en temas que tocan la seguridad más bien como el terrorismo que sobrepasa las fronteras y que existe como un monstruo en todas partes y nos afecta porque somos una democracia multicultural, multiétnica, multirreligiosa y a muchos intereses no les cae bien que seamos así y pasamos dando ejemplo a todo el mundo.

El narcotráfico también nos amenaza pero más allá de estas amenazas a nuestra seguridad vienen temas que son tocados en este siglo con mayor regularidad, la amenaza de la pobreza que siempre ha quedado con nosotros pero nos presenta como un problema que debemos enfrentar, dar la cara a ese problema aún con medidas radicales; la India ofrece muchos subsidios a los pobres, tiene demandas de casi la mitad de la población que pesan sobre la otra mitad que es más productiva, entonces la pobreza es una amenaza de seguridad muy grande. El cambio climático nos amenaza también y fuera de eso hay temas que van más allá de nuestra región, del continente asiático y pensamos que toda la humanidad es responsable de cada ser humano, entonces, si hay un problema en África, en América Latina o en Europa formamos parte de la solución. De ahí nuestra voluntad de integrar el consejo de seguridad de las Naciones Unidades, pensamos que para la democracia internacional y la seguridad es sobresaliente en este tema, es importante tener países como la India o Brasil dentro del consejo de seguridad como miembros permanentes para que pueda equilibrar, de cierta manera el peso, de los países y las potencias tradicionales.

La política exterior, por ende, está orientada a alianzas económicas como políticas, empezamos y fuimos fundadores del movimiento no alineado y nuestra seguridad queda en equilibrar nuestra actitud y nuestra política en el exterior, no formamos parte de ningún bloque y nunca lo formaremos. Ahí está el primer elemento de la seguridad, la India depende por su seguridad por sus propias fuerzas, por su propia productividad etc. Y también reconocemos que es muy importante tener una política exterior que nos permita acercarnos hasta los países que pueden presentar problemas en términos de seguridad.

Con China hemos tenido buenas relaciones en toda la historia, fuimos el primer país en reconocer la China emergente en 1949, la nueva China, también protagonizamos un papel en las Naciones Unidas como miembro permanente en el consejo de seguridad. Siempre hemos tenido relaciones diplomáticas, nunca cortamos relaciones diplomáticas con China hasta en los años 60 cuando tuvimos un enfrentamiento militar. Hoy en día, China es el segundo socio comercial de la India y también tenemos un intercambio muy vivo.

Con Pakistán intentamos minimizar la confrontación, intentamos convencer a Pakistán de vivir como un vecino responsable, no siempre es posible. Ayer mismo, el Primer Ministro de la India tuvo una reunión muy importante con el Primer Ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, quien fue invitado para la toma de posesión de nuestro Primer Ministro, fue un gesto dramático y muy provechoso de parte del nuevo gobierno de la India, así que la política exterior de la India se enfoca en la región.

Con Sri Lanka, con Bangladesh, con Nepal, de donde vienen situaciones que impactan en la seguridad de la India, somos muy cuidadosos, intentamos a través de la alianza de SAAC (Asociación de Sudasia Regional de Cooperación) que fue creada más bien por el impulso que le dio la India en 1987, tener relaciones cordiales en cualquier tiempo o cualquier situación.

En la región de Asia oriental, que es nuestro vecino también que comprende 10 países del sudeste asiático, resulta que con Japón tenemos relaciones muy estrechas, colaboramos con África, con la Unión Europea, con Asia central, con Rusia y con Estados Unidos tenemos, por ejemplo, ejercicios marítimos navales, ejercicios de nuestros ejércitos con todos estos países, compramos armas con algunos países y eso fortalece -de cierta manera- nuestra seguridad.

Y en ese contexto de la política exterior, ¿qué rol juega América Latina para la India? Nosotros vemos que últimamente, por ejemplo, China ha tenido una fuerte presencia e impacto en la región. Mi percepción personal es que si la India tiene esa relación, no es muy perceptible. 
Debo decir que tenemos relaciones diplomáticas excelentes con toda América Latina e incluyo al Caribe en estos 33 países de la región de América Latina y El Caribe.

Ahora resulta que por la distancia, en el pasado por lo menos, y por la falta de conocimiento histórico, es decir que no hubo una historia de intercambio importante entre América Latina y la India, lamentablemente los españoles no vinieron, vinieron los portugueses y establecieron un enclave en la costa occidental en la India desde el siglo XVI hasta el XX, pero los lazos entre el Estado de Goa que fue una colonia portuguesa y Brasil no fueron tan fuertes, se disolvieron rápidamente después de los años 60, ahora resulta que por estas razones no habíamos tenido relaciones políticas muy estrechas porque no había el intercambio, las visitas de alto nivel, las vivistas de funcionarios, las visitas empresariales que podían establecer la matriz necesaria para la relación bilateral.

Otra razón es falta de la comunidad, ahora la colonia india está en casi todas las partes del mundo, en Asia del sudeste, en África oriental y occidental, en Europa, hasta en China tuvimos presencia, actualmente en Australia, en Estados Unidos desde hace décadas. Latinoamérica, no así el Caribe, no ha recibido una migración importante desde la India ni en números como fueron los coreanos a América Latina, hay más surcoreanos que indios, entonces no ha habido ese vínculo como hay entre África oriental y occidental porque hay una migración importante y hay colonias importantes en Sudáfrica y África oriental y occidental.

La segunda razón es porque no ha habido relaciones históricas tan estrechas y debido a la distancia no ha habido el intercambio comercial.

Ahora resulta que la complementariedad no fue reconocida por los gobernantes ni por los propios indios y, claro, la India empezó a manejar su propio destino hace poco más de 60 años, no es una excusa pero sí una razón, porque América Latina es tal vez el continente que menos conocemos en la India.

Y en ese contexto, ¿Ecuador qué rol juega dentro de esta estructura? ¿La India que visión tiene sobre la región Andina y especialmente sobre Ecuador? 
Yo creo que Ecuador puede jugar un papel fundamental. Ecuador es la sede de UNASUR, tenemos relaciones muy buenas, excelentes diría yo, aunque carecemos de los intercambios que he mencionado, las visitas bilaterales, el comercio que debe crecer, que no llega a su potencial.

Yo creo que la falta de misiones, porque ha habido una misión del Ecuador en Delhi desde 2005 todavía tenemos que abrir nuestra misión y ya fue anunciada, ahora solo toca finiquitar detalles, creo que dentro de poco tendremos una misión en Quito, esto ayudará mucho porque no hay suficiente representación de la colonia india, no hay suficiente representación de los empresarios aunque está creciendo el comercio está creciendo… Y Ecuador está reconocido como un país muy equilibrado, es decir no toma parte, no está alineado igual como la India y también tiene una presencia muy independiente y casi única en el continente. Es un país que complementa la India en términos de recursos humanos, que se pueden intercambiar por la experticia que tiene India en varios campos técnicos y científicos como software, farmacéutica etc.

Veo a Ecuador como un país casi modelo para la India y el tamaño no importa porque tenemos relaciones muy estrechas con Singapur, que nos ayudó en varios temas como con el acercamiento a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, ASEAN en los años 90; yo fui nombrado en las Embajadas de Indonesia y Malasia y antes de ese tiempo tuvimos relaciones con la ASEAN que fueron cordiales pero no sustanciales, dado el hecho de que son muy vecinos, pero a través de Singapur que es un país muy progresivo y balanceado en su actitud entramos en la ASEAN, de manera que hoy en día tenemos relaciones en toda la gama de las actividades políticas, económicas, culturales y sociales con ese grupo.

De la misma manera, Ecuador nos puede ayudar acercándonos a UNASUR, a la Comunidad Andina y, tal vez, a la CELAC porque Ecuador va a ser presidente del grupo de la CELAC en 2015, entonces jugaría un papel sobresaliente para acercarnos a este organismo, porque la India fue el primer país que CELAC visitó después de agosto de 2012, fueron los cancilleres de Chile, Cuba y Venezuela y visitaron primero la India y después China reconociendo la importancia de nuestras relaciones con toda esta región. Así que cuando asuma la presidencia de CELAC ojala que sea más activo y encontrará una actitud recíproca por parte de la India.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *